FUZ 3 Ghanaians 2500

Futbolistas tuvieron que mendigar tras estafa de falsos agentes

6 de octubre de 2020
FIFPRO está llevando a cabo una campaña para alertar a los futbolistas profesionales acerca del peligro de los falsos agentes y estafadores que operan en el deporte.

En esta ocasión, relatamos el caso de cuatro futbolistas ghaneses que fueron estafados por dos representantes de la Federación de fútbol de Zimbabue (ZIFA). A consecuencia de ello, tres de los jugadores quedaron atrapados en ese país durante más de siete meses, y tuvieron que sobrevivir como “mendigos”.

“Nos prometieron un sueño, pero todo se volvió una pesadilla,” afirmó uno de los jugadores, Francis Adjetey, a FIFPRO.

A principios de este año, Adjetey buscaba un nuevo club. Su agente, desde Camerún, le informó de que el club de Zimbabue, Khaya Africa, deseaba ficharle por un salario mensual de 1.000-1.500 USD, más una cuantía por fichaje de al menos 10.000 USD. Le aseguraron que únicamente tendría que pagar su viaje a Ghana, pero que los costes serían reembolsados por el club.

Adjetey no pudo hallar información sobre el Khaya Africa en Internet. Cuando llamó al número de teléfono recibido en relación con la invitación del club, habló con dos representantes de ZIFA que afirmaron ser el presidente y el administrador de Khaya Africa. Le explicaron que era un club nuevo y ambicioso, y que deseaban ficharle a él y a otros tres jugadores más.

Francis Adjetey 1 1100
Francis Adjetey

Cuando Adjetey y otros tres jugadores llegaron a Zimbabue a principios de febrero, pronto se dieron cuenta de que el Khaya Africa no existía. Fueron llevados a un club de una liga inferior, el Lowveld United, tenían que buscarse alojamiento por su cuenta y pagar a los oficiales por los conceptos de “logística y permisos”.

Inicialmente, los jugadores permanecieron en el país. Esperaban que su rendimiento les haría llegar a Sudáfrica. Pero tras una fuerte discusión con los oficiales, decidieron regresar a Ghana. Sin embargo, tan solo un jugador consiguió salir del país antes del confinamiento causado por la pandemia de COVID-19.

Adjetey y los otros dos jugadores que quedaron allí sufrieron muchas dificultades pues no tenían dinero para alimentos, alojamiento, ni podían conseguir un nuevo visado.

“En ningún momento dijimos nada a nuestros allegados, pues nos sentíamos avergonzados. La primera vez que viajas, y pasa esto,” afirmó Adjetey, quien añadió que su agente en Camerún no respondió a sus mensajes. “Nunca mostró interés.”

Desmond Francis 1 1100
Desmond Maringwa (el presidente del sindicato de futbolistas de Zimbabue, a la izquierda) y Francis Adjetey

Finalmente, Adjetey se puso en contacto con el sindicato ghanés de futbolistas profesionales, que a su vez hizo partícipe de la situación al sindicato de futbolistas de Zimbabue. Junto con ZIFA, ambos sindicatos de futbolistas organizaron el regreso de los jugadores a sus hogares, en septiembre.

“He aprendido una lección,” afirmó Adjetey. “Si eres futbolista y alguien dice que puede ayudarte, pero primero te pide dinero, aconsejo no pagarle.”

“Si tienes una oferta, contacta con las personas adecuadas, como el PFAG, en Ghana, y te asesorarán.”

ZIFA prohibió a los oficiales toda actividad en el fútbol durante cinco años, y les ordenó pagar a cada jugador la suma de 1.300 USD, cantidad que a día de hoy los jugadores todavía no han recibido.

ZIFA afirmó que ambos representantes habían actuado al igual que los traficantes de seres humanos: “Futbolistas jóvenes e inocentes fueron arrancados de sus familias y sus hogares, y estafados seguidamente mediante tergiversación, fraude y falsedad, y dejados a su suerte en tierra extranjera, sin alojamiento, ayuda médica o atención adecuados, y teniendo que mendigar en otro país.”


En caso de no tener total seguridad acerca de una oferta de contrato, contacta con tu sindicato nacional de futbolistas para solicitar consejo.

¿Desea saber más?

Agentes falsos