Coe Conference Screenshot

La FIFPro orienta al Consejo de Europa en materia de seguridad y protección de los deportistas

26 de noviembre de 2020
El secretario general de la FIFPro, Jonas Baer-Hoffmann, fue uno de los dirigentes de la industria del deporte que tomaron la palabra en la sesión inaugural de la 16ª Conferencia del Consejo de Europa de Ministros responsables del Deporte celebrada el 5 de noviembre de 2020.

Este contenido ha sido ocultado porque las cookies no han sido aceptadas. Haga clic aquí para reconsiderar.

Uno de los principales temas abordados durante la conferencia fue la violación de los derechos humanos en el deporte como, por ejemplo, el abuso sexual, el racismo, la discriminación, la violencia y la desigualdad de género. También se abordaron las circunstancias que atentan contra la integridad del deporte, entre ellas, el dopaje, el amaño de partidos y la corrupción. El Consejo admitió la importancia de reconocer la existencia de estos problemas y reforzar la solidaridad en el seno del deporte, especialmente a raíz de las tensiones crecientes desencadenadas por la pandemia de COVID-19.

“Los jugadores con los que hablamos están hartos del racismo en el fútbol. Están hartos de campañas y de eslóganes. Lo que necesitan es acción. De inmediato”

— por Jonas Baer-Hoffmann, secretario general de la FIFPro

Jonas Baer-Hoffmann fue preguntado sobre el modo en que la FIFPro está abordando cuestiones como el racismo, la homofobia y el discurso de odio en el fútbol. Su respuesta fue la siguiente: «La realidad es que, si bien estos problemas están sucediendo en el deporte, son realmente un problema social. Aunque por una parte el deporte es una plataforma para la positividad, también lo es para actividades de fanáticos y demás individuos violentos visibles para cientos de miles e incluso millones de personas». Baer-Hoffman apuntó que era hora de actuar en vez de reconocer el problema sin más: «Los jugadores con los que hablamos están hartos. Están hartos de campañas y de eslóganes. Estos últimos pueden resultar importantes para concienciar, pero lo que los deportistas necesitan es acción. De inmediato».

“Como padre que trabaja en el fútbol, a veces me planteo llevar a los niños al estadio, sencillamente por lo que se oye y no quiero que oigan”

— por Jonas Baer-Hoffman, secretario general de la FIFPro

«La representación de las personas que tienen experiencias personales con la marginación o la discriminación es muy limitada. Y ese es el punto de partida desde donde debemos abordar el asunto», comentó. «El problema es que todavía existen protocolos que básicamente fuerzan a un empleado, lo que es un deportista al fin y al cabo, a aceptar varios delitos repetidos de discriminación en su propio entorno laboral antes de que se haga algo. Y, con frecuencia, incluso estos protocolos fallan. Esto tiene que cambiar y tenemos que recibir con los brazos abiertos el activismo de los deportistas y el derecho a protestar».

Jonas At Coe Conference

«Tenemos que afrontarlo juntos. Esto incluye al gobierno, a las fuerzas policiales, a los medios de comunicación y, especialmente, a las redes sociales; no olvidemos que en estas intervienen personas implicadas en el deporte».

Roxana Maracineanu, ministra de Deportes francesa, pormenorizó las acciones gubernamentales que está adoptando Francia para abordar problemas como el abuso sexual infantil en el deporte, así como el apoyo que ha ofrecido a los deportistas para seguir entrenándose en casa durante el confinamiento. Aleksandra Shelton, atleta olímpica de esgrima polaca, manifestó su preocupación por la desigualdad de género en el deporte y, entre otros aspectos, destacó las limitaciones que experimentan las deportistas cuando se reincorporan al deporte después del embarazo. Christophe de Kepper, miembro de la junta ejecutiva del Comité Olímpico Internacional (COI) apuntó que el «deporte es una herramienta de alto impacto y bajo coste para la salud mental de la sociedad» y aludió a la importancia de que los jugadores desempeñen un papel activo en la toma de decisiones.

La FIFPRO ha reiterado su compromiso de trabajar con el Consejo de Europa y otras instituciones públicas, como el Parlamento Europeo y la Comisión Europea, para fortalecer la estabilidad de la industria del fútbol, así como para garantizar su función social en nuestras comunidades. La protección efectiva de los atletas y jugadores como ciudadanos y trabajadores es fundamental en este contexto para potenciar su capacidad de dejar una huella duradera en su deporte y en las cuestiones que les importan a ellos y a nuestras sociedades.

¿Desea saber más?

Derechos