Kevin Mensah 1 2 2500

Campeón danés Kevin Mensah: “Deseo estar preparado para el próximo paso”

12 de julio de 2021
Kevin Mensah no sabe a dónde le llevarán sus estudios a tiempo parcial, pero el vicecapitán del Brøndy IF afirma que el efecto que han tenido ya sobre su bienestar ha sido incalculable.

Esta temporada, el defensa de 30 años ha jugado un papel crucial para que su club gane el primer título de Superliga en 16 años, y mantiene que su formación ha mejorado su juego, lejos de distraerle del mismo.

Ha hablado con FIFPRO acerca de cómo estudiar una titulación de marketing y empresa a nivel internacional le ha proporcionado una nueva perspectiva, y por qué animaría a todo jugador a invertir en su propio desarrollo fuera del fútbol.

“Estos son los mejores años de mi vida, y soy lo bastante afortunado como para haber pasado buena parte de ellos jugando al fútbol, pero deseo también tener algo más que mostrar al mundo. No quiero retirarme y quedarme sentado en el sofá, preguntándome cómo pasó el tiempo: deseo estar preparado para el próximo paso. No estoy diciendo que vaya a entrar en una importante carrera comercial, pero quiero confiar en que tengo la formación adecuada para dar un paso ascendente cuando llegue el momento.

“Los exámenes pueden ser estresantes, pero es agradable tener algo más que el partido del domingo en lo que concentrarse”

Desde que empecé las clases en la Universidad Aarhus, ya he podido observar muchos beneficios en mi vida. Las conversaciones que tengo con personas fuera del fútbol son mucho más interesantes y variadas, y el modo en que me comunico con mis allegados ha mejorado: me siento una persona más madura, con una mejor idea de cómo funciona la “vida normal”. Creo incluso que mis estudios me han dado una confianza renovada para enfocar el fútbol; ha cambiado el modo en que analizo los partidos o mi propio desempeño.

Con 30 años, he tenido ya mi buena ración de lesiones, y supongo que eso es lo que me hizo pensar en ampliar mis destrezas, por si mi carrera futbolística terminaba prematuramente. El sindicato danés de futbolistas, Spillerforeningen, me ayudó muchísimo a determinar qué es lo que quería hacer, y me mostró el camino a una mayor formación para mí. Desde entonces, han sido excelentes para mi inscripción en los estudios, pero verdaderamente tengo que ponerme manos a la obra y afrontar mi titulación por mí mismo; eso lo ha cambiado todo para mí.

Pronto comprendí que mi felicidad dependía demasiado del fútbol y, como mis lesiones me enseñaron, a veces no tienes control sobre lo que está a la vuelta de la esquina. Ahora tengo otras cosas en que centrarme, como estudiar o realizar un trabajo universitario, y eso realmente ayuda a adquirir cierta perspectiva. Espero que no se me malinterprete: los exámenes pueden ser estresantes, pero es agradable tener algo más que el partido del domingo en lo que concentrarse, y ese equilibrio de tiempo me ha enseñado valiosas capacidades sobre autodisciplina, que creo que pueden beneficiar a cualquier futbolista.

Kevin Mensah 2 1100
Kevin Mensah intenta detener a Wilfried Zaha (Crystal Palace)

Juego al fútbol porque amo el juego y esas cuatro horas de entrenamiento diario -estoy ahí al 100%- pero esa es únicamente una parte de mí. Como futbolistas, tenemos mucho tiempo inactivo, y reparto el mío entre los estudios y la paternidad: soy un futbolista que no descansa. La responsabilidad de distribuir mi tiempo en distintas partes de mi vida me ha enseñado a ser adulto; si me definiera simplemente como jugador, podría pasar horas jugando a la PlayStation, pero ahora sé que mi tiempo es tan valioso fuera del campo de juego como dentro de él.

No digo que sea un camino fácil, y por supuesto la vida en el fútbol no siempre se ajusta a un programa, por lo que necesitas igual apoyo de tu entrenador y de tus profesores para alcanzar un equilibrio. Por ejemplo, tenía un examen a finales de mayo, pero habíamos alcanzado un momento decisivo para la temporada, y con el título tan cerca tuve que prestar al fútbol una atención dividida. Por consiguiente, he aplazado mi examen hasta agosto; en ese intervalo, seguro me verás rodeado de libros, aunque nunca he tenido que escoger entre el fútbol y mis estudios; únicamente, necesitaba cierta flexibilidad estructurada.

Siempre habrá excusas para no asumir nuevos retos y formarte, pero creo que el truco es que debes aprender a ver algo más lejos. Ten confianza en tus capacidades para llegar a ser algo más que un jugador, y te abrirás a un mundo de nuevas experiencias.

Estás desarrollando tu identidad y tu perspectiva en la vida, y ese es un camino diferente para cada persona: solo recuerda que este es tu tiempo; por lo tanto, asegúrate de invertirlo en ti mismo.”

¿Desea saber más?

Educación