Vea lo que sucede en Facebook Twitter YouTube Flickr

FIFPro-Worlds-players-union-mobile-logo

'Mi cuerpo es mi templo':

esta es la famosa afirmación que realizó Edgar Davids, antiguo futbolista profesional, entre otros equipos, del Ajax, del Juventus y de la selección nacional neerlandesa. Con esas palabras expresó perfectamente lo importante que un cuerpo saludable y una buena salud son para el jugador, y por lo tanto también para el deporte.

FIFPro considera de extrema importancia que se realice un seguimiento de la condición física de los futbolistas profesionales, especialmente en un momento en que los intereses de estos últimos suelen recibir un menor nivel de prioridad que los intereses financieros de los clubes o de los organizadores de los distintos partidos y competiciones.

Para un atleta profesional, un cuerpo saludable es requisito previo para poder ejercitar su profesión.

Desafortunadamente, se producen muchos ejemplos de abusos:

  • instalaciones médicas inexistentes o de escasa calidad en el club;
  • carga de trabajo excesiva para los futbolistas (lo que perjudica a su condición física);
  • partidos disputados en condiciones extremas de calor;
  • futbolistas que, bajo presión, se reincorporan precozmente tras una lesión;
  • riesgo inaceptable de lesión causado por un campo de entrenamiento o de juego de calidad deficiente;
  • insuficiente atención prestada al estado mental del jugador;
  • falta de atención sobre las consecuencias a largo plazo del deporte de élite.

FIFPro defenderá siempre la salud y la seguridad de los futbolistas profesionales.

Para FIFPro, las condiciones de seguridad y salud de los futbolistas son de importancia primordial. Por lo tanto, FIFPro recalca que la seguridad y la salud de los jugadores deben quedar garantizadas en todo momento durante cada competición nacional e internacional.

Ante la ley, los futbolistas profesionales tienen la condición de trabajadores. En consecuencia, las autoridades futbolísticas, incluyendo la FIFA, las confederaciones, los clubes y los sindicatos miembros, tienen la obligación legal de proporcionar un entorno de trabajo seguro, y no pueden supeditar esta obligación a otras consideraciones comerciales.

Después de hacer clic sobre 'Aceptar cookies' usted presta su consentimiento para la instalación de cookies al visitar este sitio web. ¿Quiere saber más acerca de estas cookies? Haga clic sobre el botón 'Más información'.