Adriana Jones 6 2500

Adriana Jones: “Lo mejor que puedes hacer es hablar claro”

1 de junio de 2021
Cuida de tus compañeros de equipo, pues podrían necesitar ayuda, afirma la futbolista australiana Adriana Jones.

Adriana integra el grupo de cuatro futbolistas que colabora con el proyecto de FIFPRO para aumentar la concienciación acerca de la salud mental, ¿Estás listo para hablar? La futbolista australiana de 25 años habla de su lucha con la anorexia nerviosa y la autolesión, y da algún consejo.

“He atravesado todos esos problemas y ese dolor; si puedo ayudar a otras personas, entonces no habrá sido en vano.”

La investigación de FIFPRO muestra que del 20 al 35 por ciento de los futbolistas profesionales sufre problemas de salud mental durante su carrera, lo que implica que probablemente haya algún jugador en esa situación en cada vestuario. Adriana fue uno de esos casos. Ahora, apoya la campaña de concienciación de FIFPRO, centrada en cuidar de la salud mental de uno mismo y de los compañeros de equipo, y anima a hablar al respecto.

“Las personas solo pueden mejorar cuando se dan cuenta de que necesitan ayuda. Necesitas que alguien se dé cuenta de que estás pasándolo mal.”

Adriana está convencida de que podría haberle ayudado que alguien hubiera intentado hablar con ella acerca de su salud mental. “Creo que la gente puede asustarse, pero si alguien se da cuenta y se interesa verdaderamente por ello, no de forma agresiva, sino amable y protectora, puede decirte: ¿Necesitas algo?

“Tuve suerte, pues finalmente tenía a alguien cercano: mis padres. Pero me llevó mucho tiempo comprender lo que necesitaba.”

Adriana Jones 1 1100

La lucha de Adriana comenzó cuando tenía 12 años. Había sufrido ya cuadros de depresión, pero las cosas empeoraron cuando sufrió una apendicitis. Tras extirparle el apéndice, estuvo un tiempo sin poder comer y perdió peso. Le gustó su nuevo aspecto “reducido”, y ello desembocó en una anorexia nerviosa.

“Intenté cambiar mi aspecto de manera drástica y perder tanto peso como pudiera. En el fútbol, cuando tienes un objetivo, te centras en ello. Mi objetivo era estar tan delgada como pudiera, para resultar más atractiva. Lo demás no importaba en mi vida: ni amigos, ni familia.”

“Era un objetivo poco saludable.”

“Era una quimera.”

“Las personas solo pueden mejorar cuando se dan cuenta de que necesitan ayuda”

Durante su adolescencia, Adriana afrontó anorexia nervosa y autolesiones. Sufrió desnutrición, lo que le causó un problema cardiaco. Tuvo que estar hospitalizada durante tres meses. La antigua jugadora Sub-17 de Australia también intentó suicidarse en diversas ocasiones.

“Cuando te hundes demasiado no razonas. Cuanto más profundamente caes en la trampa, más llegas al punto en que nada importa y tan solo deseas la muerte.”

“Tienes esos pensamientos pavorosos, de que si ocurre algún pequeño inconveniente será la gota que colme el vaso. Estás en ese lugar oscuro. Entonces comienzas a aislarte, lentamente. Esa es la señal de que algo malo va a ocurrir.”

“Por lo tanto, cuando un jugador o jugadora comienza a distanciarse y a apartarse de los demás, es cuando sabes que las cosas no van bien.”

Adriana Jones 7 1100

Ese es el momento de ofrecer ayuda, lo que podría ser un reto, afirma Adriana. Sus padres lo pasaron muy mal para intentar ayudarla. “Intentaba alejar a todo el mundo. Si alguien no estaba de acuerdo con mi estilo de vida, discutía con ellos.”

Finalmente, comprendió que debía cambiar cuando escuchó a alguien en un centro comercial, decir en voz alta: ¿Pero cómo puede ni siquiera andar? “Aquello fue un baño de realidad. Estoy segura que la gente me había dicho antes cosas similares, pero ese día comprendí lo que ello significaba realmente.”

“A tu familia la estás viendo todo el tiempo, y ellos siempre van a ser críticos y van a decirte lo que debes hacer. Por eso creo que cuando un desconocido llega a decir algo, alguien que no conoces, es el momento en que reaccionas, y yo reaccioné: Oh, esto ya no es normal.”

Adriana recibe terapia desde entonces, lo que le ha ayudado mucho. “Necesitaba una buena terapia. Atravesando depresión y pensamientos suicidas, tienes que ver a alguien que te ayude a comprender tus emociones. Si no comprendes por qué surgen, entonces continúas con ellas, lo que puede ser muy dañino.”

Teniendo en cuenta sus propias experiencias, el consejo de Adriana es muy claro para tratar con amigos o colegas en situación de necesidad. “Lo mejor que puedes hacer es hablar claro. Yo prefería a las personas que eran honestas conmigo, antes que a las personas que lo evitaban y se limitaban a poner una tirita al asunto.”