Macarena 2 2500

Macarena Sánchez: “Hablar de mi depresión fue el primer paso para salir adelante”

30 de septiembre de 2021
  • Macarena Sánchez desempeñó un papel fundamental para promover la profesionalización del fútbol femenino en Argentina
  • Recientemente, la actual delantera de San Lorenzo compartió públicamente su diagnóstico de depresión
  • Con ocasión del Día Mundial de la Salud Mental (10 de octubre), ha hablado con FIFPRO con el fin de ayudar a otros jugadores y a personas que también estén sufriendo problemas de salud mental

Ocurrió en marzo de 2020. Venía sintiéndome bastante mal, aunque no me animaba a comentarlo abiertamente. Ni siquiera en terapia. Afrontaba las sesiones sin decir realmente lo que me pasaba. Me daba vergüenza lo que mi terapeuta pudiera pensar.

Empecé a sentir que mi vida no valía, que no tenía sentido. Que todo lo que yo tenía, todo lo que había conseguido, ya no me era suficiente. Tenía ganas de desaparecer, de morirme. Pero en esa sesión sentí que ya no podía más, tenía la necesidad de pedir ayuda. Y lo hice. Recuerdo que me costó mucho salir del consultorio. Estaba en una situación muy vulnerable.

Este contenido ha sido ocultado porque las cookies no han sido aceptadas. Haga clic aquí para reconsiderar.

A partir de ahí empecé un proceso con el psiquiatra. Fue el primer paso para empezar a sanar un montón de cosas. Recién ahí puede empezar a asimilar que lo que estaba teniendo era un padecimiento mental. Tenía que enfrentarlo, salir adelante. Y tenía que pedir ayuda. Ese era el primer gran paso.

La situación empezó a afectarme en lo profesional. No estaba en condiciones de entrenar ni de jugar. Y la pandemia lo volvía mucho más difícil aún. Recuerdo que empezamos a tener sesiones de entrenamiento por Zoom, lo que no me ayudaba tampoco.

El quiebre se produjo durante un partido en el que me puse a llorar en el entretiempo. No podía seguir. Y ahí el cuerpo técnico empezó a darse cuenta de lo que pasaba. Me sinceré con ellos y, desde ese momento, el club se portó sumamente bien conmigo. Me entendieron muchísimo, todo lo que contrario a lo que podía pensar yo. Supieron que no estaba preparada para entrenarme y supieron acompañarme. No fue fácil: lo venía ocultando por vergüenza y también por el miedo de que esto saliera en los medios de comunicación con todos los estigmas que hay detrás de una depresión…

Macarena1 1100

A mis compañeras no se los pude contar en ese momento. Sentía que lo tenía que solucionar yo primera, acompañada por mi gente más cercana. Pero el ámbito familiar también fue difícil, sobre todo por el dolor que yo sentía que les estaba causando a mis seres más queridos.

Pero ellos me acompañaron un montón desde el primer momento. Se venían para Buenos Aires a ayudarme constantemente. Siempre me acompañaron en mis altibajos, entendiendo que a veces no tenía ganas de hablar. Se pusieron muchísimo en mi lugar. Supieron respetar mis tiempos, mis espacios, mis momentos y me acompañaron en ese proceso. Resultó un factor fundamental como para hoy poder hablar de esto.

Se está empezando a hablar más del tema y debemos sincerarnos: los clubes no están preparados para afrontar situaciones de esta índole en sus planteles. Y sólo podremos empezar a afrontarla cuando comencemos a hablar del tema abiertamente. Es importante debatirlo y dejar de hacerlo un tema tabú. Sobre todo en el fútbol femenino. ¡No hay absolutamente nada! Son muy pocos los equipos que tienen psicólogo o psicóloga. Los clubes se fijan mucho en la integridad física de los y las futbolistas, pero no tanto en la integridad psíquica. Y no tengo dudas de que el bienestar de una persona pasa por un equilibrio entre ambas cosas.

Macarena 3 1100

Pensemos en los y las futbolistas: se nos suele poner en un pedestal en el que se cree que tenemos la vida resuelta. Pero hay que tomar distancia de esa idea y entender que, como cualquier persona, también padecemos un montón de presiones. Tenemos otra vida, normal, que también repercute en nuestro rendimiento futbolístico.

Lo hablé recientemente con un conocido, también futbolista profesional. Le escribí a raíz de un problema personal que estaba teniendo y le terminé contando de mi situación. Él me comentó rápidamente que la depresión en el fútbol es muy frecuente, sobre todo en el ambiente masculino. Y ahí me di cuenta de que era importante que yo contara lo que me está pasando. Porque tengo una voz importante dentro del fútbol que puede llegar a los demás.

Este es un dato que manejo bien por mi función en la injuve (NdR: Macarena Sánchez es la Directora Ejecutiva del Instituto Nacional de Juventudes de Argentina): el suicidio es una de las primeras causas de muerte entre los adolescentes de Argentina. Es un dato chocante que nos tiene que llegar a todos: hay que acompañar a quienes padecen problemas de salud mental. Los que sufren tienen que saber que hay un montón de personas dispuestas a acompañarlos. Tienen que saber que no están solos, no están solas, y que realmente se puede salir adelante. No es el final de todo.