Meriame Terchoun

Lista para embarcarse: Meriame Terchoun, la jugadora suiza que trabaja para la próxima generación

17 de mayo de 2021
La jugadora del FC Zürich Frauen, Meriame Terchoun, participa en el programa Ready to Board de FIFPRO.

Terchoun ha ganado la liga suiza en siete ocasiones, y ha representado a la selección nacional femenina del país en 13 ocasiones, aunque no ha tenido la oportunidad de ganarse la vida como futbolista.

En lugar de renunciar al fútbol como carrera, ha iniciado una trayectoria para mejorar las condiciones económicas y de juego para la próxima generación de mujeres futbolistas.

Como Directora de Relaciones con los futbolistas del Sindicato suizo, a sus 25 años está desempeñando una función fuera del campo.

¿Cómo te dirigió tu vida como futbolista hasta tu función actual?

Comencé a jugar al fútbol porque mi padre lo hacía y, al principio, jugaba únicamente con los chicos, en el colegio. Sin embargo, con el tiempo me lo tomé más en serio y cuando comencé a jugar con otras chicas y, después, para la selección nacional, no tardé mucho en comprender que esa era mi pasión.

Alcancé el éxito con el FC Zúrich, y mi plan era ir al extranjero y jugar a nivel profesional, pues ello todavía no era posible para las mujeres en Suiza. Sin embargo, he tenido que aceptar la realidad de que, debido a diversas lesiones, no podría llevar mi carrera a ese nivel.

Durante seis meses, asumí una función de entrenamiento para chicas juveniles, y ello cambió totalmente mi enfoque hacia el fútbol femenino. Hay tanto que hacer por estas jóvenes, y deseaba dedicarme a ayudarlas: eso me condujo a mi trabajo en el sindicato suizo.

Meriame Terchoun Suisse
Meriame Terchoun, jugadora de Suiza

Como jugadora, ¿cuál ha sido tu mayor logro hasta la fecha?

Ganar un campeonato es importante, pero se trata de mucho más que eso. Se trata de mostrar a las personas que el fútbol femenino mejora cada día, y que existen buenos equipos ahí jugando un fútbol excelente. La gente está comenzando a saber que existimos, lee acerca de nosotras y nos observa jugar, y realmente es de eso de lo que me siento más orgullosa.

 

Idealmente, ¿qué quisieras alcanzar en los próximos años?

En primer lugar, que haya mejores estructuras para el fútbol femenino. Estoy convencida de que en los próximos años alcanzaremos un nivel en que las mujeres podrán ganar dinero jugando al fútbol; incluso a nivel semiprofesional.

Por supuesto, me entristece que jugar al fútbol profesional no sea posible para mí, pero cuando tuve la oportunidad de entrenar equipos de chicas, comprendí que podría alcanzar algo para la próxima generación.

Tienen tanto talento y energía, pero ahora mismo perdemos a muchas jugadoras en su veintena, porque tienen que dedicarse a otro empleo.

El cambio no va a ser fácil, y sé que en ocasiones será frustrante, pero tengo la determinación de seguir impulsándolo.

Meriame Terchoun Hoodie

¿Cómo crees que el hecho de que más mujeres ocupen funciones de liderazgo beneficiará a la industria del fútbol en su conjunto?

Cuando observo el fútbol femenino, creo que somos muchas más las que aceptamos la diversidad; por ejemplo, estamos más dispuestas a acoger jugadores gays. Somos más abiertas, hablamos acerca de cosas, hablamos de los derechos -la selección nacional estadounidense es un gran ejemplo- y creo que esta es la perspectiva que el fútbol necesita.

Creo que observamos también el fútbol desde otro punto de vista, porque para muchas de nosotras grandes cantidades de dinero no fueron nunca una opción, por lo que nuestro amor por el juego es sencillamente, eso. No quiero decir que los hombres no amen el juego, por supuesto que sí, pero tienen otra perspectiva.

¿Cuál ha sido tu experiencia con el programa Ready to Board, hasta la fecha?

Creo que me ha ayudado a reprogramarme. Cuando finalizó la primera parte del programa, tenía tanta motivación y conseguí un verdadero punto de partida sobre cómo asumir un papel de liderazgo. Aprendí tantos nuevos conceptos en torno a cómo presentarme, a cómo participar con la gente, y a cómo establecer límites: es estupendo tener esas directrices en las que pensar.

Soy el tipo de persona que desea hacer las cosas a mi manera; soy muy decidida y directa, y el curso me ha ayudado a reflejar que ese es uno de mis puntos fuertes: también tiene el potencial de ser mi debilidad. Como líder tengo que calmarme, observar una cuestión desde otras perspectivas y verdaderamente escuchar los puntos de vista de los demás.

¿Desea saber más?

Sector