Karin Sendel 01 2500 Imago

Ready to Board: los niños solían burlarse de Karin porque jugaba al fútbol

10 de mayo de 2021
Karin Sendel, la capitana y jugadora con más partidos internacionales de la selección nacional femenina de Israel, es una de las 14 participantes en el programa Ready to Board de FIFPRO, un curso que prepara a mujeres inspiradoras para puestos de liderazgo dentro de la industria del fútbol.

Karin, que actualmente juega para el FC Ramat HaSharon, es la primera mujer en presidir la Asociación de Jugadores de Fútbol de Israel (IFPO). Tiene una maestría en psicología social y trabaja como investigadora en Achord Center en Israel. Su especialidad son las relaciones intergrupales, a través de las cuales se esfuerza por crear una sociedad más justa, una ambición que también es el centro de su trabajo en el fútbol.

“El fracaso es especialmente algo con lo que nos encontramos mucho en la vida, y es importante saber cómo superarlo”

¿Ha desarrollado habilidades como capitana de equipo que puedan transferirse a su función como presidenta de la IFPO?

El fútbol en general te enseña mucho sobre el trabajo en equipo: determinación, establecimiento de metas, motivación, superación de los fracasos. El fracaso es especialmente algo con lo que nos encontramos mucho en la vida, y es importante saber cómo superarlo.

Como capitana, tengo que conocer la manera correcta de sacar el máximo provecho de cada jugadora, y creo que esta capacidad de reconocer las necesidades tanto de la persona como del equipo en su conjunto también es relevante en mi trabajo fuera de la cancha.

¿Puede hablarnos de las dificultades a las que se enfrentan las jugadoras en Israel?

El fútbol es un deporte dominado por hombres en todo el mundo, pero en Israel existe un estigma muy grande para las jugadoras. Nos tildan de “hombres” y se hacen suposiciones ignorantes, con muchos padres que no dejan jugar a sus hijas pequeñas porque tienen miedo de que “se vuelvan lesbianas”.

Desde el punto de vista presupuestario, hemos luchado duro y ganado casos judiciales, pero el fútbol masculino todavía recibe alrededor de veinte veces más apoyo financiero del Ministerio de Deportes que el fútbol femenino. Esta disparidad hace que sea difícil alcanzar el nivel que generará interés público, lo que significa que recibimos poca atención de los medios y patrocinadores. Se necesitará mucho trabajo para romper el ciclo.

Karin Sendel 02 1100 Imago
Karin Sendel (Izquierda) y Pernille Harder (Derecha)

¿Puede hablarnos de la reciente profesionalización de la liga de fútbol femenino israelí?

Hemos estado tratando de profesionalizarlo durante mucho tiempo, pero cuando las ligas “no profesionales” se detuvieron con el primer confinamiento, se trató a todas las mujeres como amateurs.

No se trata de la definición de liga profesional en Israel. Fue solo una decisión que se había tomado, así que desarrollamos una gran campaña pública para cambiar nuestro estado. Hubo mucha resistencia, pero finalmente lo superamos, por lo que en el segundo y tercer confinamiento se nos otorgaron los mismos derechos que a los hombres en la Premier League.

Solo hizo falta un cambio de definición para que volviéramos a la cancha con mejores materiales y árbitros, y para cambiar el juego.

¿Son sus experiencias personales la fuerza tras su impulso por el cambio?

Cada una de mis experiencias me ha llevado a una posición desde la que quiero cambiar las cosas para la próxima generación.

Hace veinte años, era totalmente inaceptable que una niña jugara. Recibía comentarios y los niños de la escuela se reían de mí, sin mencionar los sacrificios que tuve que hacer: viajar seis horas al día solo para tener la oportunidad de entrenar. Mi pasión y el amor por el juego me motivaban, pero tenías que ser muy fuerte para continuar.

Ahora, en mi trabajo como psicóloga social y miembro de la junta, todo lo que hago se encamina a mejorar la realidad de la sociedad en la que vivimos. Cada pequeña cosa es una batalla para nosotras, fue una lucha de dos años solo para que nuestros nombres aparecieran en las camisetas de nuestra selección nacional, y quiero que la próxima generación venga a un mundo que conozca su valor.

Karin Sendel 03 1100 Imago
Arianna Carruso (IIzquierda) y Karin Sendel (Derecha)

¿Cuál es su experiencia con el programa Ready to Board?

No sabía qué esperar, pero me he encontrado rodeada de muchas personas con ideas afines que están trabajando con pasión para crear un mundo mejor para las mujeres en el fútbol. Estar en presencia de estas otras mujeres, cuyas historias son tan inspiradoras, me hace querer hacerlo mejor y ya he aprendido mucho de sus experiencias.

Ya estoy en una posición de influencia, pero en realidad no estoy involucrada en los procesos de toma de decisiones. Me llevaré todos estos aprendizajes conmigo y, con suerte, los usaré para desarrollar un poder real que mejore las cosas, tanto en Israel como a nivel mundial.

¿Desea saber más?

Educación