Vea lo que sucede en Facebook Twitter YouTube Flickr

FIFPro-Worlds-players-union-mobile-logo

En el momento que Rusia se está preparando para organizar la Copa Mundial 2018, el sindicato nacional de futbolistas ruso expresa su deseo de que los directivos de los clubes que no cumplan bien su gestión sean apartados del fútbol.

En los últimos años, más de 10 clubes se han declarado en quiebra pero, mientras los jugadores no recibían sus sueldos, se permitía a algunos de sus directivos seguir ejerciendo nuevas funciones.

 

Antiguos directivos del FC Saturn de Moscú y del Rotor Volgograd, que en ambos casos se declararon en quiebra, fueron elegidos para integrar el comité ejecutivo de la Federación rusa de fútbol (RFS).

El último club en sumarse a esta triste lista es el FC Shinnik, cuyos jugadores llevan sin cobrar desde diciembre del año pasado y además llevan dos años sin recibir primas.

Vladimir Leonchenko, director ejecutivo del sindicato de futbolistas, PSFT, ha manifestado que ha llegado el momento de poner fin a esta situación, en la que los directivos de los clubes salen impunes mientras los futbolistas sufren las consecuencias.

“¿Por qué no hay consecuencias para los propietarios de los clubes?”, pregunta Leonchenko, antiguo jugador. “Esta situación debe terminar si queremos tener una liga de fútbol sólida y de éxito.”

La semana pasada, los jugadores del FC Shinnik, respaldados por el sindicato, escribieron una carta a Vitaly Mutko (foto), en la que solicitaban una sanción para los directivos que no cumplen satisfactoriamente sus funciones. Mutko preside la Federación rusa y es también ministro de Deportes y miembro del Comité Ejecutivo de la FIFA. En la carta que le han dirigido los jugadores, estos recomiendan también:

  • Que los clubes depositen en una cuenta bancaria la cantidad equivalente a 4 meses de salarios de los jugadores.
  • Que exista un sistema de licencia de los clubes para sus directivos.
  • Que los clubes que mantengan deudas pendientes no puedan comenzar la nueva temporada.

Aunque los futbolistas rusos pueden declarar el dinero que se les debe al comienzo de cada temporada, con frecuencia los clubes les persuaden para que oculten la cantidad real.

“Desafortunadamente, muchos jugadores declaran que la deuda con ellos es de ‘cero’, pues esperan renovar sus contratos,” ha afirmado Leonchenko. “Otros jugadores mencionan únicamente una cantidad menor que la deuda real, a cambio de cartas de garantía, pagos parciales u otras promesas por parte de la directiva.”

El FC Shinnik y su entidad financiadora (el gobierno a nivel regional de Yaroslavl) han prometido en numerosas ocasiones que se pagaría a los jugadores, pero no han cumplido con su palabra.

Mientras que Rusia destina cientos de millones de dólares a la Copa Mundial 2018, por otra parte las ligas rusas tienen graves problemas para generar ingresos.

El Secretario General del PSFT, Nikolai Grammatikov, observa una relación clara entre los ingresos de las ligas y la estabilidad contractual.

"Observamos en muchos países que, cuando las ligas tienen pocos ingresos, los propietarios de los clubes son capaces de proceder de modo sumamente brutal, violando los contratos de los jugadores.

“Se consideran dueños del destino del jugador, pues los ingresos de este último quedan garantizados únicamente por la economía de los accionistas.

“Es una situación muy perjudicial. Lo que quieren los sindicatos es tener socios fiables cuyo proceder sea conforme a las normas comerciales y que respeten las condiciones laborales.”

Después de hacer clic sobre 'Aceptar cookies' usted presta su consentimiento para la instalación de cookies al visitar este sitio web. ¿Quiere saber más acerca de estas cookies? Haga clic sobre el botón 'Más información'.