Vea lo que sucede en Facebook Twitter YouTube Flickr

FIFPro-Worlds-players-union-mobile-logo

Si hay una persona que ilustra el poder de la Copa Mundial de Fútbol Calle, es David Duke. El escocés apareció como jugador en el torneo de Gotemburgo 2014, y ahora está dirigiendo su propia organización benéfica, Street Soccer Scotland.

Hace solo dos semanas, Duke llevaba un esmoquin en la primera cena de gala de su organización y posaba para una foto con Sir Alex Ferguson, Brendan Rogers y Michael O'Neill, siendo los dos últimos los actuales entrenadores del Celtic y de Irlanda del Norte, respectivamente.

"Tuvimos una gran publicidad y recaudamos 140 000 libras", dijo Duke a FIFPro esta semana en la Copa Mundial de Fútbol Calle en Oslo.

A Duke le va bien ahora, pero en 2001 las cosas fueron completamente diferentes tras el fallecimiento de su padre. "Toqué fondo, bebí mucho y no pude lidiar con las emociones de perder a mi padre. Perdí mi trabajo, perdí mi casa. No tenía dónde ir”.

Durante tres años Duke estuvo sin hogar, salía y entraba de albergues y vivía en las calles de Glasgow. “Era arriesgado. No había lugar donde pudiera sentirme seguro, no había seguridad".

En uno de esos albergues vio un cartel que invitaba a jugadores a una prueba para el equipo escocés de la Copa Mundial de Fútbol Calle. Duke fue. “Siempre me gustó jugar al fútbol cuando era niño".

Duke se reunió con Ally Dawson, un ex jugador del Rangers y de Escocia, que estaba dirigiendo el programa, y seleccionó a Duke para su equipo y cambió su vida. “Antes de despertarme y no tenía nada que hacer. Si hacía algo, era muy negativo. Siempre pensé que nunca me pasaría nada bueno, incluso si la gente ofrecía algo bueno".

"Ahora me daba cuenta de que tenía una oportunidad. Tenía que trabajar duro, mostrar compromiso y coraje, y necesitaba cambiar. Sin embargo, tenía algo para desear también. Cada martes y jueves iría a entrenar con otros 15. También dejé de beber el lunes y el miércoles porque tenía que jugar al día siguiente. Estaba comiendo más sano y en general me sentía mucho mejor. Eso me dio mucha confianza".

HWC DavidDuke and3men 640

Brendan Rogers, Alex Ferguson, Michael O'Neill y David Duke

Duke formó parte del equipo que participó en la Copa Mundial de Fútbol Calle 2004. "Estar allí y representar a mi país frente a las multitudes me dio más confianza en mí mismo. Con eso podía seguir adelante“.

"Conocí a mucha gente e hice nuevos amigos, pero también aprendí que mi vida no era la peor, como siempre había pensado. Había gente en peores condiciones en países con escasas posibilidades. Por primera vez me sentí afortunado, porque en mi país hay un sistema de apoyo. Hizo que me dedicara aún más a cambiar mi vida".

Después de regresar de Gotemburgo, Duke comenzó a entrenar a un equipo local de niños en Glasgow para mantener una estructura en su vida. "Si quitas esa estructura, la vida es muy difícil".

Al final, Duke consiguió un puesto como trabajador comunitario y se mudó a una casa. “Ahora estaba trabajando con personas sin hogar .Traté de desafiarlos para que cambiaran sus vidas".

También se le pidió que fuera entrenador asistente del equipo escocés e incluso se convirtió en manager del equipo que ganó el título de la Copa Mundial de Fútbol Calle 2007.

Eso no fue suficiente para Duke. “Pensaba que podríamos hacer más por los sin techo en Escocia. Hay 35.000 personas registradas sin hogar".

"Me di cuenta de la oportunidad que me dieron y del papel que el fútbol jugó en mi vida. Pensé que el fútbol también podría desempeñar un papel en sus vidas“.

Duke dejó su trabajo y fundó Street Soccer Scotland en 2009. Encontró inversionistas y está gestionando actualmente una organización con una plantilla de 20 personas que ofrece 35 sesiones semanales en las cuatro ciudades más grandes (Glasgow, Edimburgo, Aberdeen y Dundee) con alrededor de 1000 personas que asisten cada semana. Sir Alex Ferguson es embajador de la organización, el mayor banco del país es patrocinador y hace dos semanas organizó su primera cena de gala.

En Oslo, Duke observó desde las gradas a su ex entrenador Ally Dawson liderar tanto al equipo masculino como al femenino hacia la gloria de la copa. Ambos encabezaron su división.

"Cada uno de nuestros jugadores hizo su propio viaje, tratando problemas de salud mental, adicciones o falta de vivienda. Han sido valientes y emprendedores. Han pasado sus retos para llegar aquí. Pero todos han merecido estar aquí”.

"Lo que me inspira es que han capturado el espíritu del torneo. Están haciendo amigos para toda la vida, intercambiando experiencias. Para muchos será un acontecimiento que cambiará sus vidas".

HWC DavidDuke 640

Después de hacer clic sobre 'Aceptar cookies' usted presta su consentimiento para la instalación de cookies al visitar este sitio web. ¿Quiere saber más acerca de estas cookies? Haga clic sobre el botón 'Más información'.