Vea lo que sucede en Facebook Twitter YouTube Flickr

FIFPro-Worlds-players-union-mobile-logo

Las autoridades futbolísticas de Malta examinan una aplicación para telefonía móvil que ha desarrollado FIFPro para denunciar de forma confidencial casos de arreglo de partidos, después de que cuatro jugadores juveniles hayan sido sancionados por no haber notificado una propuesta por parte de una banda delictiva.

Uno de los jugadores de la selección nacional Sub-21 sancionado la semana pasada por la UEFA había solicitado que las autoridades garantizaran su seguridad, antes de decidir no denunciar la propuesta de arreglo de partidos, según el sindicato maltés de futbolistas (MFPA).

“No me siento cómodo diciéndole a los jugadores que denuncien el arreglo de partidos,” admite Carlo Mamo, secretario general del MFPA. “Vivimos en una pequeña isla, donde todo el mundo se conoce, y hay que pensar en su seguridad. No tenemos implantado un sistema adecuado de protección a los jugadores.”

El sindicato de futbolistas prevé debatir la viabilidad de la aplicación Botón Rojo con la federación maltesa de fútbol. La aplicación Botón Rojo fue desarrollada por FIFPro junto con el Gobierno finlandés. También se utiliza ya en Nueva Zelanda, Noruega, Dinamarca, Suecia y Suiza.

La aplicación fue elaborada por una empresa que fabrica software de alta seguridad para la banca, y únicamente pueden acceder a ella los jugadores que hayan recibido un código pin personal por parte de su sindicato. El sistema ha sido aprobado por Interpol, la organización policial internacional.

La denuncia anónima es vista únicamente por una persona confiable, como un mediador o un agente de policía. Para que sea eficaz, es fundamental que las autoridades nacionales cooperen con el sistema.

FIFPro ha desarrollado la aplicación entre inquietudes sobre la protección de quienes denuncian estos casos de arreglo de partidos en el fútbol.

Según los resultados de la investigación que FIFPro publicó en 2014, el 71% de los futbolistas que juegan en Grecia no denunciarían una propuesta de arreglo de partidos, ya sea porque no confían en que la denuncia se mantenga anónima, o porque les preocupa la intimidación y las amenazas que podrían recibir y que afectaran a su carrera.

El 44% de los futbolistas de Noruega y el 34% de los futbolistas de Escocia afirmaron que no denunciarían una propuesta de arreglo de partidos, por esas mismas razones.

El representante del gobierno danés, Martin Rostgaard, ha manifestado recientemente en una conferencia contra el arreglo de partidos celebrada en Roma que "el mayor reto" es hacer que los atletas sepan que podemos recibir información delicada sin exponerlos a un riesgo.

Los atletas a quienes los delincuentes proponen el arreglo de partidos empiezan a pensar "¿dónde queda mi seguridad?; ¿en quién puedo confiar para pedir ayuda?”. El panorama que surge en su mente es que si descubren la trama pueden ser expulsados del deporte."

Los cuatro jugadores de la selección Sub-21 de Malta han recibido sanciones de entre 12 meses y dos años, a pesar de que no aceptaron la oferta de la banda delictiva para alterar el resultado de un partido. Se espera ahora que los cuatro jugadores apelen esa decisión.

Se prevé además que dos de sus compañeros de equipo que fueron sancionados por la UEFA de por vida por otros casos de arreglo de partidos presenten también apelación.

Imagen inferior: Estadio nacional Ta'Qali, en Valletta (Malta), donde juega la selección nacional