Vea lo que sucede en Facebook Twitter YouTube Flickr

FIFPro-Worlds-players-union-mobile-logo

La selección nacional femenina de los Países Bajos ha alcanzado un nuevo acuerdo para incrementar notablemente sus bonificaciones salariales.

Las futbolistas han alcanzado el acuerdo con su Federación (KNVB), cuatro meses después de ganar el Campeonato Europeo 2017.

“Hemos mantenido algunos debates acalorados con la KNVB, pero estamos encantadas con este acuerdo,” ha afirmado la ariete del Arsenal, Vivianne Miedema.

“El nuevo acuerdo demuestra el reconocimiento de nuestros logros este año,” ha añadido Lieke Martens, lateral del Barcelona que ha sido elegida recientemente como mejor futbolista femenina.

Las futbolistas han sido representadas por el sindicato de futbolistas VVCS.

Ninguna de las partes ha desvelado información concreta sobre el acuerdo, aunque sí han mencionado que la anterior bonificación económica se ha "multiplicado".

El director del VVCS, Louis Everard, ha manifestado que el acuerdo mejora los alcanzados recientemente en Dinamarca, Noruega y Suecia.

“Muchas de nuestras internacionales femeninas juegan en el extranjero. Comentan las condiciones con sus compañeras y saben exactamente lo que obtienen las jugadoras en otros países. Por eso se muestran satisfechas con este acuerdo,” afirma Everard.

El acuerdo, que se extiende hasta 2019, consta de tres partes:

  • bonificación fija por obligaciones hacia la selección nacional;
  • nuevo esquema de primas según rendimiento;
  • nuevo acuerdo comercial.

Otras condiciones laborales tales como personal, viaje e instalaciones estaban ya al "primer nivel deportivo", según el director de la KNVB, Jan Dirk van der Zee. “Ahora también se incluye el aspecto económico.”

Van der Zee ha explicado que la bonificación fija es muy importante para el equipo. “Algunas futbolistas de clubes extranjeros tienen un salario aceptable, pero otras todavía están estudiando o tienen un segundo trabajo.”

Ninguna de las futbolistas asistió a las negociaciones, pero sus representantes (la capitana Sherida Spitse, Anouk Dekker, Sari van Veenendaal, Martens y Miedema) han mantenido un estrecho contacto con el sindicato de futbolistas.

“Todas estaban muy comprometidas y han participado del primer al último momento,” ha afirmado Everard. “Sabían lo que querían.”