Vea lo que sucede en Facebook Twitter YouTube Flickr

FIFPro-Worlds-players-union-mobile-logo

FIFPro y la FIFA han firmado un acuerdo para los próximos seis años, con objeto de reforzar la cooperación entre ambas organizaciones y de mejorar la gobernanza del fútbol profesional en todo el mundo. Fruto de una negociación iniciada hace ya dieciocho meses, entre la Federación internacional y las principales partes interesadas del fútbol, este acuerdo es histórico (nunca mejor dicho), pues va a modificar en profundidad el día a día de decenas de miles de futbolistas. Nos lo aclara Philippe Piat, presidente de FIFPro.

Philippe, ¿cómo se gestó este acuerdo?

Su origen parte de la necesaria reforma del sistema de transferencias que llevo promoviendo, junto con FIFPro, hace ya más de diez años. Asistimos, con impotencia, a una desregulación total y constante de este sistema, a una inflación exponencial de las sumas de las transferencias, que benefician a una minoría, provocan graves perjuicios a los jugadores y restringen considerablemente la libertad de actuación de los clubes y la circulación de los futbolistas. Viendo la indiferencia de la FIFA ante nuestras reiteradas solicitudes para poner fin a estas prácticas intolerables, no tuvimos otra elección que presentar una reclamación ante la Comisión Europea en septiembre de 2015, con tal de detener la maquinaria infernal.

Esa reclamación fue un elemento detonante...

Un elemento esencial, sí, pues la FIFA y las demás partes interesadas han tomado realmente conciencia de lo que hemos estado denunciando todos estos años.

Y llegó el verano de 2017...

La transferencia de Neymar y las sumas astronómicas que han costado tantas otras transferencias de futbolistas no han hecho más que acelerar el proceso, lo que ha permitido hacer cambiar las mentalidades y aproximar a la FIFA las tesis que sostenemos desde hace tanto tiempo. Han quedado patentes para el mundo entero los excesos de un sistema obsoleto, así como las anormalidades y las desviaciones que ha engendrado. Por lo tanto, hemos vuelto a sentarnos en la mesa de negociaciones y hemos reanudado los intercambios con la FIFA y su presidente. Y así, después de dieciocho meses de intensas y fructíferas negociaciones, nuestra voz se ha escuchado cada vez más fuerte y clara, pues nuestras palabras han resonado con el peso de las pruebas que aportábamos y de las desviaciones que se denunciaban en todas partes.

Calificas como histórico este acuerdo firmado con la FIFA pero, ¿por qué es tan positivo para el fútbol, y qué va a mejorar para los jugadores?

Este nuevo acuerdo es histórico pues va a permitirnos reformar en profundidad este sistema. Hemos aprobado ya disposiciones que van a poner fin a la extendida práctica del impago de salarios a futbolistas de todo el mundo, y que permiten una aceleración de los procedimientos y de las sanciones contra los clubes que no respeten los contratos.

Y ello, ¿en qué se traduce?

Recordemos los últimos resultados del estudio llevado a cabo el año pasado por FIFPro con la participación de 14.000 futbolistas, que han revelado que cerca del 41% de los jugadores del mundo no recibe su salario a tiempo. Es una situación inaceptable.

Era necesario mejorar las condiciones de los jugadores para poder defenderse y tener la libertad de buscar un nuevo club sin tener que pagar un monto por la transferencia, cuando no están recibiendo su salario.

Antes, debía aguardar varios meses, incluso varios años, para que se tomara una decisión, recuperar los salarios debidos y encontrar un nuevo empleador. Se ha conseguido un gran avance.

Se están negociando también otras reformas sobre temas de gran importancia, como la remuneración y la función de los agentes, las cesiones de jugadores, la reducción de la plantilla, los calendarios, las indemnizaciones por formación, las transferencias de menores o incluso la ordenación de los periodos de transferencia.

Por lo tanto, Gianni Infantino llega a la misma conclusión que tú ya habías alcanzado hace muchos años sobre la desregulación constante y creciente del sistema de transferencias...

Efectivamente, hemos coincidido repetidas veces. Finalmente, nuestras posiciones son muy cercanas respecto a los males que suponen una amenaza para el fútbol profesional, y también sobre las reformas que deben implementarse de manera urgente para evitar la burbuja financiera, algo que el conjunto del ecosistema del fútbol deplora y lamenta, con las graves consecuencias que cabe imaginar. Teníamos que conseguir una unión extraordinaria para evitar que el cataclismo anunciado se produzca y para preservar el interés del fútbol en su totalidad y no con un ánimo partidista. Igualmente, hemos constatado que la inmensa mayoría de las transferencias daban lugar a irregularidades, incluso a malversaciones que podrían desencadenar en procedimientos penales. Tras su elección, Gianni Infantino ha emprendido un importante trabajo de rehabilitación de la FIFA. He hallado a un hombre abierto, que ha comprendido la voz de los jugadores para reubicar la condición del futbolista en el centro de los debates.

¿Qué hay de la reclamación presentada por FIFPro?

Ante el nuevo espíritu de cooperación expresado por la FIFA, su voluntad de poner finalmente las inquietudes de los jugadores en el centro de los procesos y su compromiso firme, vamos a retirar nuestra reclamación.

Philippe, es importante precisar que con este acuerdo FIFPro ha conseguido reunir las posiciones del conjunto de los actores (FIFA, FIFPRO, ECA y EPFL) sobre estos importantes avances y suscitar debates en profundidad para alcanzar diversas reformas estructurales para el porvenir de nuestro fútbol.

FIFPro, por su trabajo, su presencia permanente y la pertinencia de sus análisis, ha terminado por sumar a su causa a todos los partícipes en el mundo del fútbol, ya sea la FIFA, la UEFA, las asociaciones de clubes o de ligas. Estaba en juego, y pondero mis palabras, la supervivencia del fútbol profesional, recuperar situaciones de equilibrio que habían dejado de existir. A partir de ahora, debemos hacer todo lo que esté en nuestra mano para impedir las posiciones dominantes y las competencias desleales, cultivadas a porfía y con total impunidad por minorías que se aprovechan del fútbol y perjudican el interés general.

Después de hacer clic sobre 'Aceptar cookies' usted presta su consentimiento para la instalación de cookies al visitar este sitio web. ¿Quiere saber más acerca de estas cookies? Haga clic sobre el botón 'Más información'.