Mannella Top Photo

Chris Mannella apoya campaña Pride: “Lo menos que puedo hacer es posicionarme junto a ellos”

17 de junio de 2021
El futbolista canadiense Chris Mannella manifiesta que toda persona en la industria del fútbol tiene una función que desempeñar a fin de crear un entorno seguro para la comunidad LGBTQ+, incluyendo tareas como la información y la concienciación.

Como parte del mes Pride, el centrocampista de 27 años, del Atlético Ottawa, participa en la campaña “Playing for Pride” para captar fondos y crear concienciación en favor de la misión de Athlete Ally de conseguir un deporte integrador para los jugadores y espectadores de la comunidad LGBTQ+.

“Comencé a participar con Playing for Pride hace unos años, tras ser introducido en el movimiento por el jugador del Carolina del Norte FC, Austin Da Luz, quien creó el concepto. Junto con Athlete Ally, jugadores como yo mismo se han comprometido a realizar donaciones concretas durante el mes de junio, que vienen determinadas según los deportes que jugamos, los goles marcados, etc. Invitamos a los seguidores a igualar nuestras aportaciones cada semana, pues trabajamos juntos para conseguir un objetivo económico y para aumentar la concienciación acerca de la lucha que afronta la comunidad LGBTQ+.

Athlete Ally es una organización extraordinaria que combate la desigualdad a todo nivel, y defiende la justicia y la inclusión no solo para el colectivo LGBTQ+, sino también por la igualdad racial: hasta la mitad de nuestros ingresos de este año van destinados al colectivo de jugadoras de color.

Verdaderamente me satisface formar parte de la campaña, pues pienso que marca una diferencia real en el mundo, y es algo que deseo seguir haciendo durante mucho tiempo. La iniciativa me parece muy meritoria y me afecta muy de cerca, pues amigos cercanos y miembros de mi familia pertenecen a la comunidad LGBTQ+, y es importante para mí emplear mi plataforma –no importa lo grande o pequeña que pueda ser– para ayudarles a medida que dan pasos hacia la igualdad que merecen.

“Cada día observo las dificultades que afrontan mis amigos sufren debido a la discriminación”

Cada día observo las dificultades que afrontan mis amigos, y nunca podré entender el dolor que sufren debido a la discriminación. Lo menos que puedo hacer es posicionarme junto a ellos, e incluso eso conlleva problemas.

El hecho de alinearme públicamente con Pride ha generado muchas dudas acerca de mi propia sexualidad, con algunas personas llegando incluso a insultarme solo por mi participación en la campaña. Si me expreso con honestidad es ofensivo (desde el punto de vista de una persona heterosexual). ¿Puedes imaginar lo horrible que sería si esos insultos fueran dirigidos a atacar una parte intrínseca de tu persona?

Este contenido ha sido ocultado porque las cookies no han sido aceptadas. Haga clic aquí para reconsiderar.

Comprendo por qué la gente teme salir del armario en el mundo del fútbol. Al igual que creo verdaderamente que Canadá es un país muy progresista en cuanto a aceptación, sé también lo intimidante que puede ser la atmósfera en un vestuario, lo abrumador que puede ser retar las opiniones de tus compañeros de equipo, o quizá incluso a tu entrenador. Si alguien que está evaluando la posibilidad de salir del armario ve que una persona heterosexual es apartada por celebrar Pride, eso lo único que hará es que lo lleve todavía más oculto.

Pero, honestamente, esa es también parte de la razón para que este trabajo sea tan crucial. La comunidad LGBTQ+ ha pasado ya bastante: todos debemos añadir nuestro grano de arena para crear un entorno integrador que permita a las personas sentirse confortables siendo ellas mismas, y la educación es parte importante de ello.

“Me resisto a las personas que con su uso del lenguaje retratan a las personas gay en sentido negativo”

Me resisto a las personas que con su uso del lenguaje retratan a las personas gay en sentido negativo. Aunque ello suele hacerse de forma jocosa, es verdaderamente nocivo para el modo en que percibimos la homosexualidad como sociedad. Si todos dejaran de emplear insultos homofóbicos en su discurso diario, estaríamos dando un enorme paso adelante.

Es bastante fácil decir esto, pero acepto que tampoco soy perfecto: en ocasiones, la cuestión me ha intimidado. Por ejemplo, si me dirijo a un grupo de ocho futbolistas a quienes no conozco muy bien, puede ser difícil reunir el coraje para expresar mi oposición ante alguna expresión que sé es censurable. He recibido mucha mofa y respuestas negativas en el pasado, que ocasionalmente han resultado en una disputa y, a veces no he tenido suficiente valor para involucrarme en ello.

No obstante, tengo que ser valiente. Todos debemos serlo, porque lo que para nosotros es una interacción social potencialmente compleja, es un ataque directo a la igualdad de otros: debemos añadir nuestro grano de arena para atajar esa conducta en el deporte y en el conjunto de la sociedad.

Entrenamiento Atletico Ottawa Alcala (11)
Chris Mannella en entrenamiento (izquierda)

Me enorgullezco de mi país y del fútbol canadiense en general, pues impulsan esta integración, y el Sindicato de futbolistas profesionales de Canadá ha realizado una increíble labor que espero contribuya a crear un sentido de seguridad para quienes puedan necesitarlo algún día.

No obstante, todavía queda mucho trabajo por hacer, e informándonos y tomando conciencia de la desigualdad existente podemos dar esos primeros pasos. La cuestión es que el fútbol debería ser para todos, sin importar raza, género u orientación sexual. Si puedes jugar al fútbol, debes poder hacerlo sin temor a la discriminación, y si puedo ayudar aunque sea a una sola persona, es un logro digno de Pride (orgullo).

¿Desea saber más?

Inclusión