Boca River Women

'Raising Our Game' en Argentina: La liga femenina se vuelve profesional

1 de septiembre de 2020
El sindicato Futbolistas Argentinos Agremiados ha estado jugando un papel clave para acercar a más de 120 mujeres futbolistas a una nueva era de profesionalización en el país sudamericano, ganador dos veces de la Copa Mundial Masculina de la FIFA

Parte de la serie ‘Raising Our Game’ sobre cómo los sindicatos de jugadores están haciendo avanzar el fútbol femenino en todo el mundo

La liga principal, de 16 equipos (incluyendo el Boca Juniors, el River Plate y el Independiente) adquirió estatus profesional el año pasado, tras un acuerdo de colaboración entre la federación nacional de fútbol y Agremiados. Otro impulso al alza fue que la selección nacional femenina se clasificó para la Copa Mundial Femenina de la FIFA, también el año pasado.

Agremiados, que cuenta con instalaciones médicas totalmente equipadas en Buenos Aires, ha sometido a todas las jugadoras a un chequeo médico y las ha asesorado en lo relativo a sus contratos, por los que reciben los mismos derechos laborales que en el fútbol masculino, afirma Stella Juncos, abogada del sindicato de jugadores.

“Las condiciones de las futbolistas han mejorado notablemente,” afirma Stella. “Ahora, las jóvenes que juegan al fútbol tienen ídolos femeninos. No quieren ser como Messi; quieren ser como jugadoras de la selección nacional femenina.”

Para emprender la liga profesional, la federación acordó contribuir con 120.000 pesos (1.600 dólares) anuales a cada uno de los 16 clubes femeninos, lo que les permite pagar un salario mínimo al menos a ocho jugadoras por equipo.

¿Desea saber más?

Sector